Lydia....una historia solidaria [Actualizado]

El Departamento de Orientación del Centro, ha llevado a cabo una iniciativa consistente en ayudar a una niña de 13 años llamada Lydia.

Lydia es de Kenya, tiene 13 años y pesa 25 kilos. Presenta una grave cardiopatía que precisa de cirugía cardíaca urgente.

El pasado 1 de marzo, con bastantes dificultades llegó a España acompañada de Ángel, un voluntario de la ONG “Infancia Solidaria”. Posteriormente tomó el AVE hacia Córdoba, lugar en donde tendrá lugar la intervención.

Durante el mes de febrero, se ha realizado en el Centro un Mercadillo denominado”Construyendo soluciones para un mundo Solidario”, en el que durante los recreos, el alumnado ha aportado materiales propios, de autoconstrucción, repostería etcétera, con el fin de recaudar fondos para la causa. En este proyecto se ha implicando  gran parte de la Comunidad Educativa, que han trabajado por y para un mismo objetivo solidario, tanto en la compra como en la aportación de productos y artículos para su venta.

También ha habido lugar para familias y Centros de Primaria,  que nos visitaron movidos por solidaridad hacia Lydia (CEIP Simón Fernández, CEIP García Lorca, CEIP Sto. Tomás de Aquino, CEIP María Espinosa). La difusión realizada por algunas madres y padres del alumnado ha permitido que la actividad haya trascendido a la prensa local.

Desde el IES Monterroso nos sentimos orgullosos por la respuesta y el trabajo de la Comunidad Educativa, y de manera muy especial, por el realizado por el alumnado.

Finalmente, se consiguió alcanzar la cifra de 1300 Euros, que irán destinados a sufragar parte de los gastos originados.


La ONG “Infancia Solidaria”, agradece el esfuerzo realizado a través de su blog y facebook:


 http://infanciasolidaria.org/recibimos-con-todo-carino-a-lydia/


https://www.facebook.com/infanciasolidaria/?hc_ref=NEWSFEED


“Agradecemos de todo corazón su labor humanitaria a toda la comunidad educativa del IES Monterroso de Estepona-Málaga, y en particular a sus alumnos por el gran amor que todos han puesto en sus trabajos y actividades benéficas, ayudando entre todos sufragar los costes de los vuelos de la niña y su madre.


Gracias chaval@s, nos enorgullece y emociona vuestra solidaridad con otros niños que tanto lo necesitan.”



 Desde aquí, queremos dar las gracias a todos los que habéis contribuido a que Lydia tenga una mayor calidad de vida, a quienes habéis dado una verdadera lección de solidaridad y humanidad, a los que con vuestro día a día, recordáis qué es lo verdaderamente importante en esta vida.